Definiciones clave según la Directiva 2010/31/UE

Edificio: construcción techada con paredes en la que se emplea energía para acondicionar el ambiente interior.

Edificio de consumo de energía casi nulo: edificio con un nivel de eficiencia energética muy alto, que se determinará de conformidad con el anexo I. La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renova­bles producida in situ o en el entorno.

Instalación técnica del edificio: equipos técnicos destina­dos a calefacción, refrigeración, ventilación, calentamiento del agua o iluminación de un edificio o de una unidad de este, o a una combinación de estas funciones.

Eficiencia energética del edificio: cantidad de energía cal­culada o medida que se necesita para satisfacer la demanda de energía asociada a un uso normal del edificio, que in­cluirá, entre otras cosas, la energía consumida en la cale­facción, la refrigeración, la ventilación, el calentamiento del agua y la iluminación.

Energía primaria: energía procedente de fuentes renova­bles y no renovables que no ha sufrido ningún proceso de conversión o transformación.

Energía procedente de fuentes renovables: energía proce­dente de fuentes renovables no fósiles, es decir, energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica y oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plan­tas de depuración y biogás. 

Envolvente del edificio: elementos integrados que separan su interior del entorno exterior. 

Unidad de un edificio: parte, planta o apartamento en un edificio, diseñados o modificados para su utilización inde­pendiente.

Elemento de un edificio: instalación técnica del edificio o elemento de la envolvente del edificio.

Reformas importantes: renovación de un edificio cuando:

  1. a)  los costes totales de la renovación referentes a la envol­vente del edificio o a sus instalaciones técnicas son superiores al 25 % del valor del edificio, excluido el valor del terreno en el que está construido, o
  2. b)  se renueva más del 25 % de la superficie de la envol­vente del edificio.

Certificado de eficiencia energética: certificado reconocido por un Estado miembro, o por una persona jurídica desig­nada por este, en el que se indica la eficiencia energética de un edificio o unidad de este, calculada con arreglo a una metodología adoptada de conformidad con el artículo 3.

Cogeneración: generación simultánea, en un solo proceso, de energía térmica y eléctrica o mecánica;

Nivel óptimo de rentabilidad: nivel de eficiencia energética que conlleve el coste más bajo durante el ciclo de vida útil estimada, cuando:

a) el coste más bajo venga determinado teniendo en cuenta los costes de inversión relacionados con la energía, los de mantenimiento y funcionamiento (incluidos el coste y ahorro de energía, la categoría del edificio de que se trata, los ingresos procedentes de la energía producida), si procede, y los costes de eliminación, si procede, y.

b) el ciclo de vida útil estimada venga determinado por cada Estado miembro. Se trata del ciclo de vida útil estimada restante de un edificio en el que los requisitos de eficiencia energética se determinan para el edificio en su conjunto, o del ciclo de vida útil estimada de un edificio o de uno de sus elementos en el que los requi­sitos de eficiencia energética se determinan para los elementos del edificio.

El nivel óptimo de rentabilidad se situará en el rango de niveles de rendimiento en los que el balance coste-beneficio calculado durante el ciclo de vida útil estimada es positivo

Instalación de aire acondicionado: combinación de ele­mentos necesarios para proporcionar un tipo de trata­miento del aire interior, mediante el cual la temperatura está controlada o puede bajarse.

Caldera: combinación de caldera y quemador diseñada para transmitir a unos fluidos el calor de la combustión.

Potencia nominal útil: la potencia calorífica máxima, ex­presada en kW, especificada y garantizada por el fabricante que se obtiene en régimen de funcionamiento continuo, respetando el rendimiento útil expresado por el fabricante.

Bomba de calor: máquina, dispositivo o instalación que transfiere calor del entorno natural, como el aire, el agua o la tierra, al edificio o a aplicaciones industriales invirtiendo el flujo natural de calor, de modo que fluya de una tem­peratura más baja a una más alta. En el caso de las bombas de calor reversible, también pueden trasladar calor del edi­ficio al entorno natural.

Sistema urbano de calefacción o sistema urbano de re­frigeración: distribución de energía térmica en forma de vapor, agua caliente o fluidos refrigerantes, desde una fuente central de producción a través de una red hacia múltiples edificios o emplazamientos, para la calefacción o la refrigeración de espacios o procesos

Otros contenidos seleccionados para ti.